Start Chat rooms texas sexo sin registro

Chat rooms texas sexo sin registro

Y a esta fuerza estudiantil se le han unido generaciones de apoyo que se han reunido frente al portón, a orar, a aconsejar, a estar.

Las demandas de los estudiantes lo que en efecto cuestionan es la aplicación a la UPR de la agenda neoliberal de la administración de Luis G.

Fortuño y su pretensión de destruir el carácter público de la Universidad de Puerto Rico.

Días en huelga, momentos de luchar por los del presente y por los que vendrán.

En pie de lucha dijeron no al Carpe Diem, pensaron en ellos también.

Nada de ello detuvo la huelga ni redujo el ánimo de los estudiantes.

Por el contrario, logró hacia éstos el apoyo, el cariño y las simpatías del pueblo. En la huelga presente el proceder del gobierno de Fortuño no ha sido distinto.

El estudiantado se expresó abierta, democrática y masivamente en contra del aumento.

Se hicieron varias asambleas de estudiantes y un referéndum para que no hubiera duda del reclamo, pues como hoy, los administradores universitarios levantaron la mentira gastada de que se trataba de una minoría.

Para estos jerarcas, aquellos que defienden la universidad pública y cuestionan aquellas acciones o políticas que la pongan en riesgo, son una minoría, marionetas de agendas políticas cuyos hilos se controlan desde La Habana y Caracas (antes Moscú, y si no existieran dichas capitales se lo adjudicarían a alguna civilización en Marte).

El presidente de la UPR, José Ramón de la Torre y la presidenta de la Junta de Síndicos, Ygrí Rivera, junto a un puñado de burócratas al mando de las estructuras universitarias, no pueden entender la envergadura de lo que enfrentan porque no entienden el contexto.

El estudiantado universitario lo ha entendido con claridad.